Blog de turismo rural

Descubre, disfruta ... desconecta
Resultados de su búsqueda
17 marzo, 2021

Top 10 Piscinas Naturales en España

Hola viajer@s!

¡¿Sabías que quedan 12 semanas para el verano?!  Y yo con estos pelos…

Ya queda menos para el buen tiempo y, qué mejor manera de ir preparándonos que leer este post y descubrir lugares mágicos para esos días calurosos que están a punto de venir. Por eso, aquí os dejamos las que, para nosotros, son el Top 10 de piscinas naturales más bonitas de España. ¿Nos acompañas?

 

Pozas de Río Verde en Granada.

 

A las afueras de Otívar, en la provincia de Granada, podremos visitar las famosas Pozas de Río Verde, situadas en el Parque Natural Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama. Para acceder a ellas, debemos atravesar una propiedad privada, por lo que es necesario pagar 5 € por persona y vehículo. Aun así, merece la pena el desembolso, puesto que el camino hasta las pozas es un regalo para los ojos. Un paisaje ideal declarado de Interés Cultural por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

La ruta por el Barranco de Río Verde es tan divertida y pintoresca que podremos bañarnos en muchas de sus pozas de color esmeralda, saltar desde algunas de las rocas al agua, atravesar sus puentes colgantes y hacer barranquismo.

 

 

Piscina natural de Cantonigròs, en Barcelona.

 

La Foradada, “agujereada” en castellano, es el nombre que recibe esta preciosa piscina situada en la comarca de Osana, a media hora escasa a pie de Cantonigròs, por lo que es ideal para familias con niños. Aunque el último tramo pueda parecer más complicado, puesto que el suelo se vuelve algo resbaladizo, cuenta con pasamanos para evitar posibles accidentes.

Está rodeada por paredes de roca, donde destaca un hueco por donde se cuela la luz del sol y crea un juego de luces con el agua, y junto a la que cae una cascada de 15 metros.

La mejor época para visitarla es en primavera u otoño, ya que en verano suele visitarlo mucha gente y el agua es bastante escasa para el baño.

 

 

Piscina de Gulpiyuri en Llanes.

Esta peculiar piscina natural es considerada la playa más pequeña del mundo, puesto que solo tiene 50 metros de longitud para el baño y 100 metros de arena fina.

El agua salada se cuela a través de las rocas a través de un túnel que nace a unos 5 minutos, en el mar Cantábrico.

Declarada Monumento Natural en 2001, esta piscina invita a pasar un día tranquilo y diferente.

 

 

Piscinas naturales de Beceite, en Teruel.

 

En Beceite, Teruel, podemos visitar un conjunto de pozas, llamado La Pesquera, que recorren el río Ulldemó.

Durante 5 kilómetros recorreremos un sendero que conecta infinidad de piscinas de aguas cálidas y limpias, de más o menos profundidad. Encontraremos, además, varios miradores donde poder disfrutar de la belleza del paisaje, su fauna y flora.

Cuenta con 16 zonas de aparcamiento, muy cerca de las piscinas. Pero los accesos están controlados para evitar masificaciones.

 

 

Piscina natural de Pou Clar en Ontinyent, Valencia.

 

Un lugar ideal para conectar con la naturaleza. Seis pozas rodeadas de vegetación. Unas de agua turbia, estancada en algunos tramos. Otras de aguas cristalinas y poco profundas, donde podrás ver pequeños pececillos nadando a sus anchas.

Estas pozas se crearon por la erosión provocada por el paso del río Clariano a lo largo de 60 millones de años.

Pou de la Reixa es una de estas seis pozas que hace las delicias de los más atrevidos porque dispone de trampolines naturales para saltar al agua y largas zonas aptas para nadar. La profundidad de estas piscinas puede alcanzar los 5 metros.

 

 

Piscinas naturales de El Chorro de Navafría, en Segovia.

A 3 kilómetros de Navafría, en plena Sierra de Guadarrama, disfrutaremos de estas piscinas que recorren el río Cega.

El acceso está regularizado, teniendo que pagar por vehículo, independientemente del número de personas que viajen en cada uno de ellos. Cuenta con dos zonas de aparcamiento.

El paisaje que rodea a El Chorro está compuesto por un grandioso bosque de pino silvestre y por la maravillosa cascada de más de 20 metros, que es la que da nombre a la zona. Para poder apreciar su belleza, existe un puente que hace las veces de mirador y muestra la majestuosidad de este salto de agua.

Podremos disfrutar de un precioso día de campo, ya que tenemos a nuestra disposición barbacoas, mesas y bancos, agua potable, servicios, parque infantil y un restaurante.

 

 

Las Chorreras de Cabriel en Enguídanos, Cuenca.

A lo largo de 300 metros, desde el embalse de Víllora hasta que el río Cabriel se une con el Guadazaón, podremos deleitarnos con una serie de pozas de agua azul turquesa, saltos y cascadas de increíble belleza. Además, tendremos la oportunidad de hacer senderismo, deportes acuáticos, observación de aves…

En 2019, el río Cabriel fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, ya que es uno de los ríos más limpios de Europa. Ese mismo año fue declarada Monumento Natural.

El aparcamiento para acceder cuesta en torno a 10 € y la reserva ha de hacerse a través de su web. Este será, precisamente, el inicio de una ruta de senderismo circular de unos 15 kilómetros, bastante sencilla.

 

 

Aljibe en Campillo de Ranas, Guadalajara.

También llamado Pozas de Matallana, forma parte de la ruta de los llamados pueblos Negros y se forma a su paso por el río Jarama, próximo a la desembocadura del arroyo del Soto.

Se trata de dos cascadas, de unos 3 y 7 metros respectivamente y dos piscinas o pozas donde va a parar cada uno de estas repentinas precipitaciones de agua.

La mejor época para visitar estas pozas es en primavera, cuando el caudal de agua es mayor y hay menos bañistas.

 

 

El Charco Azul en El Hierro.

Esta pequeña isla de Canarias, esconde uno de los lugares más mágicos que pueden contemplar tus ojos.

Se encuentra en El Golfo, un pueblecito situado en un valle de terreno desigual. Los caprichos de la lava solidificada hicieron esta obra de arte de la naturaleza, que invita a la relajación y el descanso, acompañando tu baño del rumor de las olas.

 

Garganta de los Infiernos en Cáceres.

 

El Valle del Jerte no para de sorprender, pero si además de los cerezos en flor en primavera, visitas Los Pilones, te vas a enamorar, seguro. Porque estas piscinas naturales o pozas, llamadas Marmitas del Gigante, hacen del paisaje algo mágico y espectacular. Trece son las piscinas que encontraremos durante este recorrido, con sus saltos de agua y cascadas.

Para acceder, podrás seguir alguna ruta senderista o en 4×4.

Y hasta aquí nuestro Top 10 de Piscinas Naturales de España más bonitas, ¿coincide con tus favoritas?. Comenta qué te ha parecido este post y cual es tu piscina natural favorita, os leemos 😉

¿Te animas a darte un chapuzón en alguna de estas impresionantes piscinas hechas por la naturaleza?.

 

Nos vemos la semana que viene , ¡Feliz semana!

Dejar una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.

Moderación:
  • 1.- Las opiniones son libres e ilimitadas, y también son revisadas, para mantener el ambiente respetuoso y simpático entre todos.
  • 2.- Los comentarios falsos, “trolls”, Spam y, en definitiva, cualquier contenido antinatural y/o que carezca de valor, no será publicado.
  • 3.- Si te interesa que aparezca un enlace hacia tu dominio, te lo ponemos fácil, con tres maneras éticas y profesionales:
    • 3.1.- Realiza un comentario que aporte valor.
    • 3.2.- Colabora mediante Guest Blogging.
    • 3.3.- Regístrate como miembro de Ruralzoom.
  • Una vez registrado crea contenido de calidad y tarde o temprano tu contenido podrá ser mencionado en el Blog.
  • Categorías

  • Síguenos a donde comienza el viaje

    ¡Apuntate a nuestro newsletter!

  • Encuentra tu Escapada Rural perfecta