A COBACHA

Casa Rural en Paderne, A Coruña
Paderne,
Compartir:
Guardar en favoritos:
Tipo de alquiler

Alojamiento completo

Precio medio por noche

Alojamiento completo:378 €
Por habitaciones:63 €

Capacidad
12

12 + 0 supletorias

Ofertas
0

Descripción

En un privilegiado entorno natural se encuentra A Cobacha, un complejo rural destinado al ocio y descanso familiar, donde no se han escatimado los detalles para poder disfrutar de la tranquilidad del campo y la naturaleza, en un ambiente agradable y acogedor.
Este complejo dispone de dos edificaciones principales, susceptibles de alquilarse independientemente.
Además, dispone sin coste adicional de lavandería, para el servicio de los clientes, jardin de más de 2.500 m2, con barbacoa, parkimg exterior dentro de la finca, bicicletas, perrera y otras comodidades (txt.R.Gest).
El desayuno está incluido en el precio.
Nunha privilexiada contorna natural atópase A Cobacha, un complexo rural destinado ao lecer e descanso familiar, onde non se escatimaron os detalles para poder gozar da tranquilidade do campo e a natureza, nun ambiente agradable e acolledor (txt.R-Gest).
Este complexo dispón de dúas edificacións principais, susceptibles de alugarse independentemente .
Ademais, dispón sen custo adicional de lavandería, para o servizo dos clientes, xardin de máis de 2.500 m2, con grellada, parkimg exterior, dentro da leira, bicicletas, floco e outras comodidades .
O almorzo está incluído no prezo .

El término municipal de Paderne ocupa la orilla derecha de la Ria de Betanzos y se extiende hacia el interior hasta llegar al límite con el de Irixoa. La carretera N-VI, en su ramal de Betanzos a Ferrol, atraviesa las parroquias de Souto y Viñas, y empalma en Insua con la que viene de La Coruña por el Puente del Pedrido.

El marco natural que rodea el municipio de Paderne es su principal seña de identidad, además de los ríos que lo circundan (el Lambre y el Mandeo), y por los que ha sido distinguido con el lema de Paraiso entre ríos. Su estratégica situación enclavado entre los concellos de Miño, Bergondo, Betanzos, Coirós e Irixoa, y su cercanía a la capital coruñesa lo convierten en un lugar muy apropiado para disfrutar de una jornada al aire libre. Pero además de naturaleza, Paderne también cuenta con una importante tradición histórica en la que tuvieron un papel destacado la familia de los Andrade, y cuya huella todavía está presente en construcciones, puentes y fuentes. La agricultura, la ganadería, la industria maderera y de piensos son el principal motor económico del municipio, que cada año exhibe sus productos en la gran feria que se celebra durante el primer fin de semana de Julio, y que en los últimos años, ha atraido la atención de miles de personas. Aquellos que no puedan acudir al concello esos días, también podrán disfrutar de las playas que posee la localidad, además de recorrer parte del camino de Santiago que cruza Paderne, o simplemente, acudir a algunos de sus locales hosteleros para disfrutar de su rica gastronomía elaborada con productos naturales.

Se mire por donde se mire, Paderne desborda encantos naturales para poder presuimir. La naturaleza es lo más llamativo, y disfrutar de ella se convierte en algo obligado al llegar a este municipio coruñés.

Al estar situado en medio de los ríos Mandeo y Lambre cuenta con unas preciosas riberas donde florecen cientos de olmos, abetos, bidueiros, carballos, alisos, abeleiras, así como el típico matorral. Este es el hábitat natural en el que residen numerosas especies animales, desde ardillas rojas a nutrias, además de los salmones y truchas que nadan en sus aguas.

El área de recreo de Chelo es otro de los enclaves más visitados del municipio, ya que cuenta con un aula de naturaleza donde los visitantes pueden conocer todos los secretos de esta fraga.

Las playas también tienen un lugar destacado en Paderne, que cuenta con dos arenales bien diferenciados, el de A Xurela, y el de Abeleira. El primero, situado en el lugar de Insua, recibe su nombre por la cantidad de Xurelos que navegan por sus aguas. Se caracteriza por ser muy abrigoso y tranquilo, ideal para pasar un día con toda la familia. La playa de Abeleira está situada muy próxima al puente de O Porco, y en la desembocadura del río Lambre. Cuando baja la marea se une a la de A Xurela, y antiguamente servía de embarcadero donde se construian los barcos y a donde se acudía también a lavar la ropa.

Además, Paderne también llega hasta la ría de O Pedrido, un entorno que próximamente será regerenado gracias a una inversión del Ministerio de Medio Ambiente, y que permitirá reuperar una importante zona natural.

Pero además del paisaje, en este concello hay muchos monumentos para poder visitar, como son los castros de Croa, Montecelo, Mamede o Monte do Castelo, así como las iglesias de San Pantaleon das Viñas, Santo Estevo de Quintás, San Xoan de Vilamourel, o San Salvador de Velouzás. No faltan tampoco los cruceros, las capillas, las fuentes y los molinos típicos gallegos, además de los pazos y casas señoriales y el antiguo hospital de Guende.

A pesar de que Paderne tiene una rica tradición históriva, esta se vió amenazada en 1842, cuando el municipio estuvo a punto de ser absorbido por Betanzos. Finalmente, esta reducción de concellos no se llevó a cabo y la localidad pudo mantener su trayectoria.

Aunque existen varios vestigios romanos, los sucesos más importantes de los que se tiene constancia datan de la Edad Media, época en la que vivieron en Paderne varios miembros de la familia Andrade. De hecho, en el escudo que en la actualidad tiene el concello está representado un puente con un jabalí (símbolo de este linaje) y a cada extremo se situa una vieira de peregrino.

Segun cuentan los historiadores, Fernan Pérez de Andrade, O Bo, mandó construir un puente sobre el río Lambre, que finalmente llegó a ser conocido como a Ponte do Porco. Al parecer, fue en este lugar donde suceció un trágico accidente que marcaría para siempre a los Andrade y que se conoce como la leyenda de Roxín Roxal.

Este hombre era un sirviente de Nuno Freire de Andrade, y estaba locamente enamorado de su hija Teresa, quien le correspondía, pero a la que su padre obligó a casar con un señor de la nobleza, Enrique Osorio. Un día que el matrimonio se encontraba de caza, apareció un jabalí al pie del puente al que Osorio hirió, pero no lo suficiente para que no los atacara. El noble decidió escapar, pero su mujer se quedó petrificada del miedo, y el cerdo arremetió contra ella hasta matarla.

A los pocos días, el jabalí apareció muerto con un puñal de Roxín Roxal, quien demostró a Andrade que él sí habría luchado por defender a su amada.
O termo municipal de Paderne ocupa a beira dereita da Ria de Betanzos e esténdese cara ao interior ata chegar ao límite co de Irixoa. A estrada N-VIN, no seu ramal de Betanzos a Ferrol, atravesa as parroquias de Souto e Viñas, e empalma en Insua coa que vén da Coruña pola Ponte do Pedrido.

O marco natural que rodea o municipio de Paderne é o seu principal aceno de identidade, ademais dos ríos que o circundan (o Lambre e o Mandeo), e polos que foi distinguido co lema de Paraiso entre ríos. A súa estratéxica situación situado entre os concellos de Miño, Bergondo, Betanzos, Coirós e Irixoa, e a súa proximidade á capital coruñesa convérteno nun lugar moi apropiado para gozar dunha xornada ao aire libre. Pero ademais de natureza, Paderne tamén conta cunha importante tradición histórica na que tiveron un papel destacado a familia dos Andrade, e cuxa pegada aínda está presente en construcións, pontes e fontes. A agricultura, a gandería, a industria madeireira e de pensos son o principal motor económico do municipio, que cada ano exhibe os seus produtos na gran feira que se celebra durante o primeiro fin de semana de Xullo, e que nos últimos anos, ha atraido a atención de miles de persoas. Aqueles que non poidan acudir ao concello eses días, tamén poderán gozar das praias que posúe a localidade, ademais de percorrer parte do camiño de Santiago que cruza Paderne, ou simplemente, acudir a algúns dos seus locais hostaleiros para gozar da súa rica gastronomía elaborada con produtos naturais.

Mírese por onde se mire, Paderne desborda encantos naturais para poder presuimir. A natureza é o máis rechamante, e gozar dela convértese en algo obrigado ao chegar a este municipio coruñés.

Ao estar situado no medio dos ríos Mandeo e Lambre conta cunhas preciosas ribeiras onde florecen centos de olmos, abetos, bidueiros, carballos, alisos, abeleiras, así como a típica matogueira. Este é o hábitat natural no que residen numerosas especies animais, desde ardillas vermellas a nutrias, ademais dos salmóns e troitas que nadan nas súas augas.

A área de recreo de Chelo é outro dos enclaves máis visitados do municipio, xa que conta cun aula de natureza onde os visitantes poden coñecer todos os segredos desta fraga.

As praias tamén teñen un lugar destacado en Paderne, que conta con dous areais ben diferenciados, o da Xurela, e o de Abeleira. O primeiro, situado no lugar de Insua, recibe o seu nome pola cantidade de Xurelos que navegan polas súas augas. Caracterízase por ser moi abrigoso e tranquilo, ideal para pasar un día con toda a familia. A praia de Abeleira está situada moi próxima á ponte do Porco, e na desembocadura do río Lambre. Cando baixa a marea únese á da Xurela, e antigamente servía de embarcadoiro onde se construian os barcos e onde acudíase tamén a lavar a roupa.

Ademais, Paderne tamén chega ata a ría do Pedrido, unha contorna que proximamente será regerenado grazas a un investimento do Ministerio de Medio Ambiente, e que permitirá reuperar unha importante zona natural.

Pero ademais da paisaxe, neste concello hai moitos monumentos para poder visitar, como son os castros de Croa, Montecelo, Mamede ou Monte do Castelo, así como as igrexas de San Pantaleon dás Viñas, Santo Estevo de Quintás, San Xoan de Vilamourel, ou San Salvador de Velouzás. Non faltan tampouco os cruceiros, as capelas, as fontes e os muíños típicos galegos, ademais dos pazos e casas señoriales e o antigo hospital de Guende.

A pesar de que Paderne ten unha rica tradición históriva, esta se vió ameazada en 1842, cando o municipio estivo a piques de ser absorbido por Betanzos. Finalmente, esta redución de concellos non levou a cabo e a localidade puido manter a súa traxectoria.

Aínda que existen varios vestixios romanos, os sucesos máis importantes dos que se ten constancia datan da Idade Media, época na que viviron en Paderne varios membros da familia Andrade. De feito, no escudo que na actualidade ten o concello está representado unha ponte cun xabaril (símbolo desta liñaxe) e a cada extremo se situa unha vieira de peregrino.

Segun contan os historiadores, Fernan Pérez de Andrade, O Bo, mandou construír unha ponte sobre o río Lambre, que finalmente chegou a ser coñecido como a Ponche do Porco. Ao parecer, foi neste lugar onde suceció un tráxico accidente que marcaría para sempre aos Andrade e que se coñece como a lenda de Roxín Roxal.

Este home era un servente de Nuno Freire de Andrade, e estaba locamente namorado da súa filla Teresa, quen lle correspondía, pero á que o seu pai obrigou a casar cun señor da nobreza, Enrique Osorio. Un día que o matrimonio atopábase de caza, apareceu un xabaril ao pé da ponte ao que Osorio feriu, pero non o suficiente para que non os atacase. O nobre decidiu escapar, pero a súa muller quedou petrificada do medo, e o porco arremeteu contra ela ata matala.

Aos poucos días, o xabaril apareceu morto cun puñal de Roxín Roxal, quen demostrou a Andrade que el si loitaría por defender á súa amada.

Ver más
Características y Servicios

Interior

Adaptación a discapacitados

Biblioteca

Calefacción

Chimenea

Cocina completa

Reproductor DVD

Salón

Televisión


Exterior

Aparcamiento

Barbacoa

Jardín

Terraza


Situación

Ubicación a las afueras

Ubicación en la montaña

Ubicación en la playa


Categoría

Servicios

Cobertura telefónica

Cobro por tarjeta de crédito

Lavandería

Mascotas permitidas

Servicio de cuna

Comentarios
Este negocio turístico aún no ha recibido comentarios ni valoraciones... ¡Deja tu huella!

Contacta directamente con:

A COBACHA

El propietario
Propietario448

Ver perfil

El calendario no se encuentra actualizado.

67742...Ver teléfono

acobacha...Ir a web

Más negocios del propietario
Este propietario no dispone de otros negocios turísticos.

Lugares de interés

Esta ruta es lineal y transcurre durante 11 km por la orilla del Río Ulla, que separa la...
Es una ruta circular de 19 km que podeis coger al lado del Pazo Cibrán Parte de su recorr...