Contactar con Palacio Ochagavía

Casa Rural en Falces

  • Comparte tu experiencia

Teléfono y e-mail de Palacio Ochagavía para contactar directamente.

Imagen en pequeño del usuario

Los Propietarios

Teléfono de Palacio Ochagavía

  • 620359341
    699617979
  • FAX
    948734157
  • WhatsApp
    34620359341

Si contactas por teléfono indica que lo viste en Ruralzoom.com

En ocasiones hay ofertas especiales.

Contacto por email con Palacio Ochagavía

Rellena los datos para que puedan responderte directamente.




    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    • 6
    • 7
    • 8
    • 9
    • 10
    • 11
    • 12
    • 13
    • 14
    • 15
    • 16
    • 17
    • 18
    • 19
    • 20
    • 21
    • 22
    • 23
    • 24
    • 25
    • 26
    • 27
    • 28
    • 29
    • 30
    • 31
    • 32
    • 33
    • 34
    • 35
    • 36
    • 37
    • 38
    • 39
    • 40
    • 41
    • 42
    • 43
    • 44
    • 45
    • 46
    • 47
    • 48
    • 49
    • 50
    • 51
    • 52
    • 53
    • 54
    • 55
    • 56
    • 57
    • 58
    • 59
    • 60
    • 61
    • 62
    • 63
    • 64
    • 65
    • 66
    • 67
    • 68
    • 69
    • 70
    • 71
    • 72
    • 73
    • 74
    • 75
    • 76
    • 77
    • 78
    • 79
    • 80
    • 81
    • 82
    • 83
    • 84
    • 85
    • 86
    • 87
    • 88
    • 89
    • 90
    • 91
    • 92
    • 93
    • 94
    • 95
    • 96
    • 97
    • 98
    • 99
    • 100

Descripción del propietario

Bienvenido a la miniweb de Palacio Ochagavía, una casona del siglo XVII ubicada en pleno centro histórico de la villa de Falces, Navarra. Un lugar idóneo para disfrutar con los tuyos, descubrir, contemplar y exprimir el sosiego y las bondades del mundo rural, en un ambiente cálido y acogedor.

El Palacio Ochagavía se asienta en una monumental casa que ha sido rehabilitada con mimo y a conciencia, logrando combinar perfectamente la elegancia original del siglos XVII y XVIII con las comodidades del siglo XXI. El resultado: máxima comodidad y armonía para poder disfrutar de una inolvidable estancia en una casa rural con carácter, personalidad y encanto.

LA CASA

En el casco histórico de Falces, ocupando una casona solariega del siglo XVII, reformada manteniendo su personalidad original, se ubica el Palacio Ochagavía. Se encuentra en un enclave privilegiado, dispone de amplios espacios, mucha luz natural y un bonito jardín, todo lo necesario para disfrutar de una estancia apacible.

Dispone de cuatro habitaciones dobles y una triple, espaciosas, decoradas en distintas tonalidades y con un equipamiento pensado para ofrecer el máximo confort. Todas están decoradas de diferente forma, manteniendo un estilo de ornamentación muy propio de la familia, con recuerdos, muebles y pinturas que han pertenecido a la casa durante generaciones.

La capacidad es para doce personas. Los dormitorios disponen de baño compartido, excepto el de la baronesa que dispone de uno propio. Un extraordinario comedor, salón con chimenea, televisión, zona de lectura, terraza… todo ello distribuido por toda la primera planta de esta casona del siglo XVII remodelada ahora para acoger una agradable casa rural.

EQUIPAMIENTO Y SERVICIOS

• Calefacción.
• Chimenea en el salón.
• Televisión con DVD en el salón.
• Cocina completa (vitrocerámica, horno, nevera, lavadora y lavavajillas)
• Aparcamiento para cuatro vehículos.
• Galería.
• Jardín privado.
• Capilla.
• El pueblo cuenta con supermercados y tiendas varias para comprar.
• La casa de tiene 400 metros cuadrados aproximadamente.
• Un amplio salón de 60 metros cuadrados permite comidas de hasta 60 personas.
• El patio interior tiene 300 metros cuadrados, ideal para cualquier tipo de celebración.
• Proporcionamos sabanas, mantas, toallas, utensilios de cocina…para 12 personas.

HISTORIA DE LA CASA

El Palacio de Ochagavía, es aparentemente una típica construcción de la arquitectura civil del siglo XVII, en la Ribera de Navarra, motivo por el que forma parte del Catálogo Monumental de Navarra. Pero, tras los muros de ladrillo, se descubre una casa única, singular, donde el paso de los siglos no parece haber hecho mella. Si los orígenes de la casa se hunden en el pasado de Falces, más lo hace la familia Ochagavía. Desde el primer Ochagavía del que se tiene conocimiento documentado en el siglo XV hasta el siglo XX han pasado muchas generaciones, en lo que se ha conformado como toda una saga. Todo ese recorrido dinástico conforma una sucesión de curiosidades familiares, pequeñas historias que al igual que en toda familia, hacen que sea única. Herencias, legados nobiliarios, matrimonios, muertes prematuras… se pierden en el tiempo al igual que el apellido originario de la casa, Ochagavía. Encontramos entre los descendientes militares, canónigos, inquisidores, diplomáticos y una retahíla de títulos nobiliarios que han ido dejando en la casa su huella a través de los años. Múltiples detalles y artículos propios que han hecho concebir, ahora en pleno siglo XXI, un espacio singular manteniendo el encanto original.

En el 2006 la sociedad Lepidium decide comprar la casa a los herederos de doña Carmen San Cristóbal Ursúa, con el objetivo de rehabilitarla y conservarla para hacer de ella un lugar de encuentro, de celebración, un remanso de tranquilidad y disfrute de los pequeños detalles que surgen en la cotidianidad de la vida en el medio rural.

HISTORIA DE LA FAMILIA

A continuación se explica el devenir de la familia, muy útil para reconstruir fehacientemente la saga de los Ochagavía en Falces.

El primer Ochagavía que aparece documentalmente en Falces es Arnaut Sanz de Ochagavía a mediados del siglo XV. Sus sucesores tendrán un destacado papel político y religioso tanto en la villa de Falces como fuera de ella. En el pueblo algunos fueron beneficiados de la iglesia parroquial Johan de Ochagavía Ruiz en 1504, Diego Ochagavía Badarán a finales del XVII; militares y regidores de la villa Arnal de Ochagavía Ruiz militar en 1503, Matías Ochagavía y Mauleón, alguacil de la Inquisición a comienzos de XVII, Bernardo Ochagavía y Monreal alcalde en 1706 y regidor de 1708 a 1717... Fuera de Falces destacarán dos eclesiásticos: Pedro Ochagavía y Mauleón, canónigo de León y después de Salamanca en el siglo XVII y Pedro Ochagavía y Calchetas, catedrático en Huesca e inquisidor en Valencia y Barcelona en el siglo XVII.

Hay constancia de que en 1729 don Bernardo Ochagavía Arraiza se casó con doña Sebastiana Larrea Izco. Fruto de este matrimonio nacieron dos hijos: Bernardo y Manuela. Manuela se casó con don José Treviño Samaniego, tuvieron una hija: Isabel Treviño Ochagavía. Bernardo Ochagavía Larrea se casó con María Teresa Cortés Bayona, de Tafalla, en 1754. Un hijo de estos, Benito, se casó con su prima Isabel Treviño Ochagavía. Benito e Isabel tuvieron dos hijos: Salvador y Javiera.

Javiera Ochagavía Treviño se casó con Joaquín Ruiz de Bucesta en 1840, tuvieron dos hijos: Telesforo y Joaquín. Quedaron huérfanos muy pronto siendo su tutor y administrador el párroco de Falces don Julián Jaúregui, tal y como dejó indicado su abuela Isabel. Salvador Ochagavía Treviño se casó en 1827 con doña María Josefa Rodríguez de Arellano y Acedo, dueña de la cercana casa Acedo. Tuvieron cinco hijos: José María, Concepción, Josefa, Francisca y Lino.

Don Lino Ochagavía Rodríguez de Arellano, abogado por la Universidad de Zaragoza se casó con una hija del que fuera embajador de Isabel II, Rafael Giménez-Frontín, de Épila (Zaragoza). Fruto de este matrimonio nació Pilar, la futura marquesa de Saudín. Pilar se quedó huérfana muy joven, su tía Josefa, una de las hermanas de don Lino, la envío a Barcelona para educarla. Allí se casó, primero con Ramón Febrer que murió en la treintena. Después, viuda de Ramón, se casó con su hermano Antonio, también viudo y marqués de Saudín. Ambos mueren sin descendencia y sin testar por lo que los primos se repartirán la herencia, tanto lo que los Ochagavía tenían en Falces como lo que los Giménez-Frontín tenían en Épila.

Doña Josefa, hermana de don Lino, contrajo matrimonio en 1856 con don Julián Ursúa Irumberri. Tuvieron dos hijas: Julia y Carmen Ursúa Ochagavía. Doña Carmen se casó con don Miguel San Cristóbal y García de la Huerta, barón de San Vicente Ferrer, en 1902. Carmen, la baronesa, se hizo heredera de los bienes de su prima carnal Pilar, la hija de don Lino.

Uno de los tres hijos de la baronesa doña Carmen Ursúa Ochagavía, Carmen San Cristóbal Ursúa, y su marido el comandante, que llegó a coronel, fueron los que hicieron habitable la casa, ya que la baronesa tenía la casa para pasear por ella, prefería vivir en otra casa de la propiedad de la familia que estaba más cerca de la Iglesia.

EL ENTORNO

Comenzar a conocer Navarra es comenzar a vagabundear por las calles de Falces, disfrutar de sus bonitos parajes y, por supuesto, de su exquisita gastronomía. Así es como se puede apreciar que la variedad en Navarra es abrumadora con contrastes tales como el paisaje lunar de las Bardenas o la selva de Iratí que transporta al viajero. En enclaves como Olite o Ujue regresarás a la Edad media. El parque natural Sendaviva hará las delicias de los más pequeños que podrán ver su amplia variedad de animales salvajes. Bodegas para catar sus deliciosos vinos, reflejo de una situación excepcional, prácticamente única en la Península Ibérica: la confluencia de los climas atlántico, continental y mediterráneo…. Mejor no sigo porque sólo quieres pasar tus vacaciones.

… El único problema que tiene Navarra es que en una o dos semanas no tendrás tiempo de empezar…

FALDES AL DETALLE

Geografía e historia de Falces

Falces, pueblo donde se ubica la casa de turismo rural Palacio Ochagavía cuenta con una población de 2500 habitantes aproximadamente, está situado en la histórica merindad de Olite y pertenece a la Ribera Alta de Navarra. Limita al norte con Miranda de Arga, al este con Tafalla y Olite, al sur con Marcilla y Peralta, y al oeste con Andosilla y Lerín. El pueblo tiene a una altitud de 235 metros siendo sus partes más altas el Vedadillo con 445 metros y Moncayuelo con 502 metros. La superficie es plana, dominada por el valle fluvial del Arga que lo cruza de norte a sur. El clima es mediterráneo continental con inviernos fríos y lluviosos, veranos calidos y secos, oscilaciones acusadas de la temperatura y cierzo frecuente y fuerte.

Patrimonio medioambiental

La vegetación se puede describir según su localización en dos zonas: la vega del Arga (zona de regadío) y el resto (zona de secano). En la vega del Arga se pueden encontrar plantas acuáticas de remansos, pastizales húmedos y bosques de ribera. En la zona de secano la vegetación varía según la localización, hacia el oeste pastos secos, matorral-coscojar y romeral, hacia el este pastizales y coscojares.

Historia de Falces

Es difícil precisar en qué época se crearon los primeros asentamientos humanos en Falces. Los restos arqueológicos que se han encontrado prueban que ya en la Edad del Bronce había poblados en este territorio, pero todavía se desconoce si hubo asentamientos anteriores. Los primeros datos históricos que tenemos son del Siglo I, cuando se aprecia el establecimiento de explotaciones agrícolas, creando los romanos las villas de San Esteban y Los Villares, y otros asentamientos repartidos por todo el territorio municipal. En el periodo de oscuridad posterior a la caída de imperio romano parece que surgió un nucleo de población que aguantó a las hordas godas. En el siglo IX, el emir Muhammad I, camino de Pamplona, conquista la atalaya existente en el pueblo. Falces, con su calzada, es zona de paso y con su castillo, un lugar de control en una zona altamente fértil. Sancho Garcés I reconquistará el territorio y Falces se convertirá en frontera con el Islám. En el siglo XIV siguió teniendo importancia fronteriza frente a sus vecinos de los reinos cristianos de Aragón y Castilla. En estas fechas varios falcesinos se sublevan contra Carlos II de Navarra, en la persona de su hermano el infante Luis por los elevados impuestos a los que estaban sometidos. Hubo una fuerte represalia. Posteriormente su hijo Carlos III pasaría largas temporadas en su casa sita en el Huerto del Rey. En 1513, Fernando el Católico concedió la villa a Don Alonso Carrillo y sucesores, naciendo así el Marquesado de Falces.

Históricamente Falces ha sido un pueblo eminentemente agrícola, y no será hasta la segunda mitad del siglo XX cuando comience a tomar un mayor protagonismo la industria. Actualmente, la agricultura sigue siendo un sector importante para la economía de la villa, pero ha dejado de ser la actividad fundamental cobrando mayor relevancia la industria y los servicios.

Más opciones para tu viaje...

Turismo activo cerca de Falces

47.8Km

Entrevinos

Enoturismo Y Gastronom

Pamplona, Navarra

desde 40
por persona
49.5Km

Azpea

Bodega

Lumbier, Navarra

54.3Km

Despedidas De Solteros La Rioja

Despedidas De Solter@s

Logroño, La Rioja

Restaurantes cerca de Falces

34Km

La Bodega Del Camino

Bar-restaurante

Lorca (Navarra), Navarra

desde 15
por comida
54.4Km

Restaurante Uncastello

Restaurante

Uncastillo, Zaragoza

desde 10
por comida
57.8Km

Restaurante Sekia

Restaurante

Ejea de los Caballeros, Zaragoza

Contacta sin compromiso?

¿Tienes dudas? Consulta con los propietarios de Palacio Ochagavía

Los Propietarios

He leído y acepto la Política de Privacidad (LOPD)
Enviar e-mail