La Cascada del Ézaro

Rutas Naturales en Dumbría
Lugar de interés creado por: Ruralzoom
Compartir:
Guardar en favoritos:

Fotografías de La Cascada del Ézaro

Tipo de lugar de interés: Rutas Naturales

Ruralzoom

Ver perfil
comments

Rango de

Aventureros

Profesional de turismo

Lugar de interés publicado: 09/01/2020

Este lugar ha sido visto: 30 veces

Han estado: 1 viajeros

Quieren ir: 0 viajeros

Descripción

La cascada del Ézaro (en gallego, fervenza do Ézaro), también llamada cascada del Jallas (Xallas), es una majestuosa caída natural de agua dulce, que desemboca directamente en el Océano Atlántico.

Se encuentra ubicada muy próxima a la localidad de Ézaro, perteneciente al concejo de Dumbría, en la Costa da Morte, de la provincia de La Coruña.

Antes de llegar a la cascada, el río Jallas es retenido por tres embalses (Fervenza, Castrelo y Santa Uxía). Estos lugares, privilegiados por su gran belleza paisajística, son muy recomendables para visitar también, donde se puede disfrutar de su abundante flora y fauna autóctonas. Destacan especialmente las conocidas Pías, o Caldeiras, que son cavidades naturales moldeadas a lo largo de los siglos por el desgaste y la erosión del propio río, bañadas por transparentes aguas de color turquesa.

El tramo final el río tiene un desnivel de 155 metros, pasando por último a una caída de 40 metros de altura en forma de cascada, derramando las aguas del Jallas en el océano, a los pies del Monte Pindo, monte sagrado considerado como el “Monte Olimpo” de la cultura celta, repleto de historias, leyendas, encantamientos y ritos. Y si a esto además le sumamos que forma parte de las admiradas, y muy escasas, cascadas del mundo que vierten sus aguas sobre el mar, siendo la única que lo hace sobre el Océano Atlántico, nos encontramos ante un lugar único y místico, de legendaria belleza, y realmente digno de ver con tus propios ojos.

La visita a esta caída de agua natural es totalmente gratuita, sencilla y accesible con niños (vigilados por su seguridad); la ruta que lleva hasta la base de la Cascada del Ézaro, por medio de una pasarela con barandilla, dispone de otras facilidades, tales como un pequeño aparcamiento, merenderos, columpios, zonas verdes y deportivas, además de un museo y un centro de interpretación de la electricidad.

Para disfrutar de un caudal aún más significativo, la mejor época para verla es en invierno, con mayor volumen de precipitaciones pues, aunque esta cascada tiene agua todo el año, por la construcción de las presas mencionadas, ya no es como en la antigüedad, donde las columnas de vapor de agua que esta cascada generaba eran tan altas que servían de guía a los navegantes, varios kilómetros mar adentro.

Ver más
Características

Acceso a discapacitados

Actividad al aire libre

Experiencia gratis

Ocio para niños

Tu mascota


Categorías

Cultura y tradiciones

Curiosidades

Entorno natural

Historia

Mar y playas

Ocio en pareja

Ocio familiar

Ríos y pantanos

Comentarios

Este lugar de interés aún no ha recibido comentarios ni valoraciones... ¡Deja tu huella!

Completa tu escapada