Siempre en las Nubes Castilla y León

Vuelos en Globo en Aldea de San Miguel, Valladolid
Aldea de San Miguel, Valladolid
Compartir:
Guardar en favoritos:
Sector

Turismo activo

Subgrupo de actividad

Actividades de aventura

Precio medio por persona

150 €

Ofertas
0

Descripción

Siempre en las nubes. Quienes somosSomos una empresa autorizada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para los vuelos de pasajeros, la publicidad y la fotografía aérea. Nuestra plantilla está formada por profesionales que disfrutan con su trabajo, comprometidos y serios.En la actualidad nuestras oficinas están en Madrid— en las dos zonas de vuelo principales de la Comunidad, Valdemorillo junto al Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, y Aranjuez—y Extremadura, pero trabajamos en toda España.Cristian Biosca, piloto y gerente, lleva más de 20 años dedicado a los deportes al aire libre y la comunicación. Es autor de 20 libros sobre deportes de aventura y ha organizado y participado en diferentes expediciones (Trans-Madagascar 2001, Expedición Orinoco 2004, Doble Cruce del Estrecho de Gibraltar en Kayak 2007).SERVICIOSVUELO DE PASAJEROSAl amanecer los pasajeros llegan a la zona de despegue y pueden ver el montaje de los globos, e incluso colaborar en el mismo. Las telas de colores van llenándose de aire, iluminadas por el sol naciente. Todo un espectáculo que no es más que el principio de una experiencia inolvidable.Tras subir al globo, el piloto ofrecerá a los pasajeros un breafing con medidas de seguridad y donde responderá a las preguntas más frecuentes.Todo está listo para volar. Suavemente, de forma casi mágica, el globo abandona el suelo y durante una hora todos serán pasajeros del viento. Durante una hora estarán en las nubes.El piloto llevará al globo a diferentes alturas buscando las corrientes de aire más favorables de forma que el vuelo sea entretenido y variado. Es frecuente observar todo tipo de fauna durante el vuelo. Las vistas y las sensaciones son inolvidables.Tras un recordatorio del breafing el piloto se dispondrá a tomar tierra. Los pasajeros pueden, si lo desean colaborar en la recogida del material. Tras el vuelo se ofrece a los pasajeros una copa de cava y reciben un diploma acreditativo de su experiencia: El bautismo de vuelo en globo.GLOBOS PUBLICITARIOSUn globo es un excelente soporte publicitario: por su originalidad capta inmediatamente la atención de todos los sectores de la población, sin que importe la edad, sexo, clase social, raza o religión. Su tamaño y la novedad que representa su presencia aseguran una atención poco común sobre su marca, de forma que se recuerda y comenta.Dentro de las acciones publicitarias de un globo se pueden programar diferentes modalidades de vuelo:Globo cautivoEn esta modalidad el globo se mantiene en el mismo lugar durante toda la exhibición, anclado al suelo mediante cuerdas. El globo puede realizar ascensos y descensos, con o sin invitados, en función de sus preferencias, pudiendo subir alrededor de 100 personas en unas dos horas. Al contrario que en las demás modalidades de vuelo se puede realizar durante la noche. En esas ocasiones y al accionar el quemador el globo se convierte en un gigantesco anuncio luminoso que brilla en la oscuridad, con su marca destacando en el centro. Vuelo libreLos vuelos se realizan sobre lugares en los que se celebran acontecimientos multitudinarios (ferias, fiestas, concentraciones deportivas, etc.), consiguiendo captar la atención de miles de personas, mientras se desplaza libremente por el cielo. Se pueden realizar hasta dos vuelos diarios en una campaña de su elección. Con gusto le aconsejaremos sobre algunas de las fechas y lugares más interesantes para éste propósito.EVENTOSUn globo es original, llamativo, diferente, efectivo e inolvidable. En un globo las emociones están a flor de piel por lo que es un medio único para las relaciones públicas. Las experiencias vividas en un globo permiten el acercamiento y potencian los lazos existentes entre los miembros de un grupo.Además de los vuelos de pasajeros también puede hacerse el denominado globo cautivo, como el que puede verse en el vídeo de arriba.El globo cautivo Durante todo el evento los globos permanecen atados al suelo, en un mismo lugar, subiendo y bajando con pasajeros. El globo cautivo permite subir alrededor de 100 personas en las dos horas habituales de duración de la actividad.Si fuese necesario el globo puede decorarse con pancartas (sobre la vela o la barquilla) como apoyo a las actividades, publicitando una empresa (incentivos, patrocinadores, etc.)... Para la instalación de un globo cautivo es necesario contar con una superficie de unos 60 metros de diámetro y al menos tres puntos de anclaje para el globo (pueden ser vehículos).EDUCACIÓN / COLEGIOSUn globo cautivo en un colegio es mucho más que elemento lúdico que puede formar parte de la programación de actividades anuales en cualquier centro. El globo es una actividad inolvidable y emocionante para hacer al aire libre, un momento para compartir con los compañeros y profesores, un medio de establecer y reforzar los lazos de amistad y compañerismo. El globo es además una herramienta para los profesores y un medio para que algunos conceptos de "Conocimiento del medio" y otras materias lleguen a los estudiantes de una forma más amena y duradera. Como ejemplo mostramos un vídeo que podría servir de apoyo a los temas sobre "El aire y la atmósfera", algo que supondría un cambio agradable en la rutina de aprendizaje. Además existe la posibilidad de contar con un globo aerostático en el patio de los colegios, o en un lugar de su elección, que además de divertido ayudaría a los alumnos a recordar esos temas al vivirlos en persona y descubrir sus aplicaciones prácticas.LA AEROSTACIÓNCómo funciona un globoUn globo vuela gracias al aire caliente contenido en la vela que se calienta por medio del quemador. El aire caliente del interior es más ligero que el frío del exterior, lo que permite flotar al globo. El piloto controla la altura mediante la temperatura del aire. Para enfriar el globo se deja salir el aire caliente por la válvula del paracaídas, situada enla parte superior. No es posible controlar la dirección, el globo se desplazará siempre en la dirección del viento, por ese motivo nunca se sabe donde se aterrizará, lo que otorga a cada vuelo un romántico sabor de aventura. El viento, a diferentes alturas, sopla en distinta dirección, y ésta es la única opción del piloto para hacer correciones de rumbo durante el vuelo, buscando las capas de aire que más le convienen en cada caso.¿Es seguro?Los mecanismos de vuelo son muy sencillos , lo que unido a unos procedimientos rigurosos y la evolución de los materiales, hacen de la aerostación un deporte extraordinariamente seguro. De hecho, es uno de los medios más seguros para viajar. Como aeronaves los globos pasan rigurosos controles, están matriculados y disponen de un seguro de responsabilidad civil obligatorio. Para evitar los momentos de mayor inestabilidad atmosférica los vuelos se realizan a primera hora de la mañana. Por motivos de seguridad únicamente se vuela en las mejores condiciones climatológicas y cuando el viento no supera una velocidad que haría más duro el aterrizaje.¿De qué forma se inserta la publicidad en el globo?Existen varias opciones para que el logotipo de la empresa o una marca decore la vela de un globo.Globo corporativoEs la mejor opción pues consiste en un globo que trabaja en exclusiva para una empresa o marca. El diseño del logotipo, o aquello que el cliente desee destacar, se integra en el de la propia vela, que se elabora al gusto del el cliente. Por lo tanto los colores del globo, y adornos de la barquilla y resto del material, se complementan a la perfección, ofreciendo una imagen homogénea. Siempre en las nubes destina un equipo humano y técnico en exclusiva para la campaña de publicidad, de forma que siempre que el cliente esté interesado, dentro o fuera de la campaña programada, el globo estará a su disposición.Vela publicitariaEl cliente dispone únicamente de la vela, y no del equipo completo. El diseño y colores de la vela son también exclusivos, al gusto del cliente. Siempre en las nubes utiliza la vela con alguno de sus equipos itinerantes, ajustando la programación del cliente dentro de su calendario de actividades anuales.Pancartas publicitariasLa imagen de la marca o empresa se diseña sobre pancartas que a su vez se colocan sobre la vela. Los colores de la vela pueden variar de una a otra temporada. Siempre en las nubes utiliza una de sus velas, y como en el caso anterior, dispone alguno de sus equipos itinerantes, para satisfacer las necesidades del cliente.Historia de la aerostaciónLos primeros pasos en la historia de la aerostación no fueron dados como suele pensarse por los hermanos Montgolfier, sino por un inventor y sacerdote jesuita llamado Bartolomeu Lourenço de Gusmão. Según se dice la idea de un instrumento más ligero que el aire se presentó cuando observó como se elevaba una pompa de jabón al pasar sobre una vela. Inmediatamente intuyó las posibilidades de aquella idea y solicitó incluso el privilegio de patente al rey de Portugal Juan V.La primera demostración pública, ante la corte, se realizó el 8 de agosto de 1709 en la Casa de Indias de Lisboa, consiguiendo elevar su artilugio 4 metros por encima del suelo, antes de que se incendiara. Su invento fue denominado Passarola. Posteriormente sin embargo, lejos de recibir el reconocimiento que se merecía, fue difamado por la Santa Inquisición, perseguido y obligado a huir. Se refugió en España y murió en Toledo, a causa de unas fiebres, a los 39 años de edad.Hubieron de transcurrir más de 70 años para que se diese el siguiente paso, esta vez sí, de la mano de los hermanos Montgolfier, concretamente Joseph-Michel y Jacques-Étienne Montgolfier, que hicieron famosos a sus otros nueve hermanos, al transformar un sencillo juego infantil en el antepasado de los actuales globos aerostáticos.Hijos de un fabricante de papel y mientras jugaban con unas bolsas de ese material colocándolas invertidas sobre el fuego, observaron que éstas subían hasta el techo. Con bolsas más grandes y buscando materiales más ligeros realizaron en 1782 las primeras pruebas con seda y lino. El 14 de diciembre de 1782 consiguieron elevar a 250 metros una bolsa de seda de 18 metros cúbicos. Su primera demostración publica se realizó el 4 de junio de 1783 donde hicieron subir una esfera de papel de 800 metros cúbicos y un peso cercano a los 225 kg. llena de aire caliente. Durante un vuelo de 10 minutos en el que la esfera alcanzó una altitud estimada de 1600 a 2000 metros, su artilugio recorrió 2 kilómetros.Nadie sabía que le ocurriría a un ser vivo al elevarse en el aire a aquella altura así que reclutaron una oveja, un pollo y un pato y les ofrecieron el honor de ser los primeros tripulantes de un globo aerostático, honor que seguramente ellos hubiesen declinado de haber podido hacerlo. Este vuelo que se realizó en Versalles en octubre del mismo año, el primero tripulado de la historia, fue el paso previo para solicitar el permiso de Luís XVI de Francia para el siguiente gran paso, el vuelo con humanos a bordo.Jean-François Pilâtre de Rozier, otro francés aunque esta vez profesor de física y química e inventor, presenció ese primer vuelo de los hermanos Montgolfier. También colaboró en el que tripularon el pollo, el pato y la oveja. Tras algunas pruebas el 21 de noviembre de 1783, Pilâtre de Rozier y el Marqués d'Arlandes realizaron el primer vuelo tripulado por humanos, desde el Château de la Muette las afueras de París recorriendo en poco menos de media hora unos 13 kilómetros y a una altura de más de 900 metros.A los globos de aire caliente se les bautizó montgolfiere o mongolfiera. Joseph Montgolfier, Pilâtre de Rozier y otros cuatro aventureros protagonizaron el segundo vuelo tripulado el 19 de enero de 1784, con un globo de 13.000 metros cúbicos, recorriendo un corto trayecto.Pilâtre de Rozier participó en otro vuelo el 23 de junio de 1784, junto con Joseph Proust, en una versión modificada del globo Montgolfier, y que en honor a la reina se bautizó como La Marie-Antoinette. Los espectadores de honor fueron el rey de Francia y Gustavo III de Suecia. El vuelo les llevó por encima de las nubes a unos 3.000 metros y recorrieron 52 kilómetros en 45 minutos, con lo que establecieron un récord de velocidad, altura y distancia recorrida, que podría haber sido aún más espectacular de no ser por las turbulencias y las bajas temperaturas que les obligaron a descender.Pero Pilâtre de Rozier no se detuvo ahí, quería cruzar en globo el Canal de La Mancha, desde Francia hasta Inglaterra. Pensó que no podría hacerlo con un globo Montgolfier debido a la cantidad de combustible necesario para calentar el aire. Escogió por lo tanto un globo mixto de aire caliente e hidrógeno (globos que desde entonces se llaman Rozier en su honor). Pero antes de conseguirlo, y tras un retraso por diferentes problemas, otro equipo formado por Jean-Pierre Blanchard y John Jeffries, cruzaron el Canal, en sentido inverso, en un globo de hidrógeno el 7 de enero de 1785.En los siglos XIX y XX los globos de aire caliente quedaron medio olvidados utilizándose más los de gas. En 1861, por ejemplo, Thaddeus Lowe utilizó su globo para otear el horizonte y así descubrir a las tropas confederadas durante la Guerra Civil Norteamericana. Pero en la guerra y el comercio era necesario controlar la trayectoria. A la pregunta que se hace la mayoría de la gente cuando se le explica el funcionamiento de un globo de aire caliente de ¿pero de verdad no se puede dirigir?, a la que inevitablemente le sigue ¿y si se le pone una hélice o algo? dieron en su día respuesta los dirigibles que tuvieron su auge pero perdieron interés tras incendio del Hindenburg el 6 de mayo de 1937.En octubre de 1960 Raven Indrusties le dio un buen empujón a la aerostación al fabricar el quemador de propano y utilizar nylon para la vela, lo que supondría el renacimiento de los globos de aire caliente.Jean-Pierre Blanchard fue el primero en plantearse cruzar el Atlántico en globo en el siglo XVIII, una empresa mucho más compleja y arriesgada que la que le costó la vida, tratar de cruzar el Canal de la Mancha. Deberían transcurrir casi 200 años y numerosos intentos fallidos para que tal hazaña fuese realizada. Fueron Maxie Anderson, Ben L. Abruzzo y Larry Newman en el "Águila II” (el Doble Águila acabó en el mar cerca de Groenlandia en su primera tentativa) quienes cruzaron el Atlántico desde Presque Isle en Estados Unidos, a Miserey en Francia, en un vuelo de 137 horas. Todas éstas tentativas se habían realizado en dirección Oeste-Este pues ofrecía mayores garantías de éxito. Así que quedaba aún pendiente la travesía inversa, el cruce del Atlántico en dirección Este-Oeste, hazaña que realizaron los españoles Jesús González Green y Tomás Feliú en 1992, batiendo a la vez 16 récords mundiales.Siete años después, el 1 de marzo de 1999, el Breitling Orbiter 3, pilotado por Bertrand Piccard y Brian Jones, conseguía otro gran reto, la vuelta al mundo en globo en una travesía de 20 días.VOLAR EN SEGOVIADescubre un mundo nuevo en el mundo de cada día. La diferencia estriba en la perspectiva. Descubre una nueva forma de viajar y de ver, de experimentar los lugares que ya conocías. Desde un globo aerostático el paisaje llena los sentidos, una absoluta sensación de tranquilidad inunda al viajero y la aventura está asegurada, pues los globos no pueden dirigirse. Es decir, que despegando todos los fines de semana del mismo sitio puede que no aterrices nunca en el mismo lugar.El despegue es muy suave, no da nada de miedo, incluso personas con mucho vértigo pueden disfrutar plenamente de la experiencia. Apenas te das cuenta de que se ha iniciado el vuelo. A veces te rodean otros globos mientras amanece sobre Segovia, el espectáculo es increíble. La catedral de Segovia esta ahí mismo, casi parece que puedes tocar su parte más alta. Desde el aire el Acueducto adquiere nuevas proporciones. El Alcazar parece un castillo de cuento y la porpia ciudad de Segovia es un espectáculo inolvidable si se aprecia desde la tranquilidad del balcón que supone la barquilla de un globo aerostático. El vuelo continúa por los alrededores de Segovia, y puede observarse mucha fauna, como zorros o corzos, pero sobre todo aves: buitres leonados, cernícalos, ratoneros, milanos y con suerte algún águila real o algún halcón peregrino.El aterrizaje es uno de los momentos más divertidos y emocionantes. El vuelo de aproximación permite disfrutar del paisaje con los ojos de un pájaro. Pero incluso tras el aterrizaje la experiencia no ha terminado, volar en globo es mucho más que un simple vuelo, alrededor hay una tradición que se repite allí donde vueles, en cualquier lugar del mundo. Tras el vuelo se recoge el globo y luego todos los pasajeros y la tripulación disfrutan de una copa de cava. Allí, en mitad del campo, con Segovia al fondo iluminada por el sol, y el cava frío, parece estar viviendo un sueño. Además cada pasajero recibe un diploma de bautismo aéreo.QUE VER: Los mismo monumentos que hacen de Segovia un destino imprescindible y que ya hemos visto desde el aire, requieren ahora una visita desde tierra. Cerca de Segovia tenemos también el Palacio de Riofrío, La Granja...COMER: Segovia y sus alrededores están repletos de hornos de asar donde disfrutar de un buen cordero o de su famoso cochinillo. No dejen de probar el picadillo o los vinos segovianos como el Ribera de Polendos.ALOJARSE: Dentro o fuera de Segovia hay también muchos lugares donde alojarse. Entre la múltiple oferta de casas rurales recomendamos "El Planeta Escondido" un lugar encantador donde la estancia será un auténtico placer. María su propietaria os hará sentir como en casa. Se encuentra en Losana de Pirón, a quince minutos del centro de Segovia.VOLAR EN VALLADOLIDQuedamos con el piloto a las afueras de Valladolid y desde allí fuimos a elegir el lugar de despegue para cruzar sobre la ciudad. Para determinar la dirección del viento lanzaron un globo de helio y durante unos minutos el piloto estuvo mirando su trayectoria ayudado por una brújula. Después buscamos un lugar y comenzaron a montar el globo.Es impresionante ver lo rápido que montan el globo y como se levanta cuando encienden los quemadores y calientan el aire de dentro.El despegue fue suave y tranquilo. El viento nos empujaba suavemente hacia la ciudad. Las riberas del Pisuerga, flanqueadas de chopos marcaban una línea verde en nuestra trayectoria. El globo fue bajando y tras rozar las copas de los árboles se introdujo entre ellos, sobrevolando el río, muy cerca del agua. Fue un momento lleno de magia y tranquilidad.Después nos elevarnos sobre los árboles una vez más y entramos a la ciudad, pasando por encima de algunos edificios de Valladolid. Desde allí las vistas eran maravillosas: La plaza de toros, la catedral, la Antigua... La gente nos saludaba emocionada desde tierra.Como es natural el tiempo se nos pasó "volando" y la hora de vuelo llegó a su fín. El piloto nos informó de que comenzábamos el descenso para aterrizar, lo que nos llevó, tras cruzar la ciudad, a una zona arbolada y un enorme descampado donde aterrizamos suavemente.Ya sabía lo que venía a continuación: El brindis con cava y el diploma de vuelo. El cava fresquito nos sentó de maravilla y el diploma un bonito detalle que completa un recuerdo inolvidable y hermoso.VOLAR EN SALAMANCAVolar en globo en el Castillo del Buen Amor Una experiencia de alturaSi se une un entorno espectacular, un alojamiento único y original, una agradable cocina y las sensaciones inolvidables de un vuelo en globo, tendremos una experiencia de altura que no olvidaremos jamás. Y eso es lo que puede conseguirse cuando uno se aloja en el Castillo del Buen Amor, en Salamanca.Amanece cerca de la localidad de Topas, en Salamanca. Las primeras luces del amanecer iluminan las piedras calizas del Castillo del Buen Amor, donde hemos pasado la noche. La primera imagen del castillo sorprende al visitante pues se encuentra en un estado de conservación excelente. Lleva en ese mismo lugar desde el siglo XI, soportando tormentas como las que se desataron la noche anterior a nuestro vuelo.Mientras montamos el globo disfruto del entorno tan especial desde el que despegaremos esa mañana. Las habitaciones son todo un lujo y la cena fue exquisita, pero ya tenía ganas de que llegase el momento del despegue. Si las condiciones lo permitían trataríamos de despegar del mismo parking, a 15 metros del foso donde ahora hay una preciosa piscina. Y aunque la noche se cerró con negros nubarrones y una tormenta cuajada de relámpagos, la mañana se presenta tranquila, tanto que el globo ya está llenándose de aire junto al castillo. Acciono el quemador temeroso de despertar a los demás huéspedes. Fernando, el responsable del castillo sube a bordo y despegamos suavemente, para admirar bien la magnífica construcción medieval del Castillo del Buen Amor. El viento nos empuja suavemente hacia Topas, pero las vistas mientras nos elevamos son espectaculares.Sobrevolamos un valle en el que se ha embalsado la niebla y que ahora parece atrapar las nubes bajo nuestra barquilla. El vuelo transcurre silencioso, tranquilo, sobre paisajes que invitan al recogimiento. Una hora después y tras un aterrizaje algo movido brindamos con cava, como se hace siempre que se vuela en globo, en cualquier lugar del mundo. Fernando recibe con ilusión su diploma de bautismo aéreo y regresamos al castillo. Todavía tenemos todo el día por delante.La noche en el castillo ha sido mágica, como el vuelo en globo. Hemos pasado dos días inolvidables y decido que tengo que contarlo para que otros puedan disfrutar de esas sensaciones: Un alojamiento cómodo y original, un entorno único, una agradable cocina, un trato excepcional y además la posibilidad de volar en globo... que más se puede pedir.También existe la opción de volar en otros lugares de la provincia e incluso sobre Salamanca.
Ver más
Características y Servicios

Categoría

Aire

Naturaleza

Niños


Actividades

Vuelos en globo

Comentarios
Este negocio turístico aún no ha recibido comentarios ni valoraciones... ¡Deja tu huella!

Contacta directamente con:

Siempre en las Nubes Castilla y León

El propietario
Propietario4356

Ver perfil

El calendario no se encuentra actualizado.

Idiomas: Español.

60711...Ver teléfono

www.siem...Ir a web

Más negocios del propietario